La militarización de México.


Los diputados tenían prisa, tenían consigna, no tienen madre o las tres cosas.
El mismo día aprobaron la Ley de Seguridad Interior que en la madrugada del 15 de diciembre ya habían aprobaron los senadores después de una larga discusión; al menos trataron de taparle el ojo al macho (Ver: Diputados aprueban ley de seguridad interior ).
No sorprende el nuevo marco legal para que el ejército pueda operar libremente como policía en el territorio nacional; de nada sirvieron los pronunciamientos de altos funcionarios de la ONU y de la CIDH, el poder legislativo aprobó una ley que militariza a México.
La receta neoliberal se aplica en varios países del mundo, pero particularmente en la región Latinoamericana y el Caribe; lo primero es empobrecer a la población, inducir a una debilidad crónica al gobierno y al estado de derecho, esto, combinado con la pobreza, favorece la violencia criminal, se militariza al país, se elimina la protesta social y se procede a la extracción y robo de los recursos naturales y una sobre-explotación de, por la vía de la precariedad, el endeudamiento y, ya dije, la pobreza.
Un caso extremo de militarización fue el de Haití, donde incluso intervino el ejército norteamericano con el pretexto de reestablecer el estado de derecho.
La verdad es que les interesaba conservar a sus tropas ocupando un país devastado, pero geoestratégicamente importante.
Con México la cosa va por la aplicación de las reformas estructurales (Pacto por México), que incluye el saqueo de hidrocarburos y el agua. El año 2018 es crucial, porque el plan de explotación de gas y petróleo en aguas profundas del Golfo de México, requiere de infraestructura (ductos) en las costas de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán, para transportar gas y petróleo hacia el norte y sur de México y la fecha de inicio para su licitación y construcción es ese año (Consulte: La reforma energética ) .
De modo que, para asegurar que los huachicoleros no harán de las suyas, los militares podrán intervenir para ponerlos quietos y de paso también a los revoltosos que “amenacen la seguridad nacional”.
Mucha gente quizás verá con alegría la intervención de las fuerzas armadas nacionales, y en efecto, la inseguridad podría disminuir; pero lo que poca gente sabe, es que la violencia criminal desatada es el recurso de shock que la élite mexicana y sus aliados del extranjero instrumentaron para inducir a la población a exigir la intervención de las fuerzas armadas ( Ver: La Doctrina del Shock ).
Lo han hecho en otras partes y esa es la doctrina que están aplicando en México. Podría incluso darse con la “participación ciudadana”, cosa que le daría cierta legitimidad.
Por lo pronto está más que claro que un nuevo escenario para el control y represión de la población se está preparando, lo que queda es mantenernos informados y actuar ahora que todavía es posible.
Anuncios

Acerca de samael2012

Juchiteco, aficionado al cine, los viajes, los libros, la música. . . y los sueños.

Publicado el 15 diciembre, 2017 en Artículos. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Arturo Mendoza Kaplan

    Interesante punto de vista, amigo. También deben agradecer los beneficiarios, a los medios masivos de comunicación, principalmente a Televisa. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: